Sara Mingorría

From WikiResidencias
Jump to: navigation, search

Esta autoresidencia fue para mi el lugar un lugar para reflexión y el impulso, la soledad y la compañía, la emoción y el raciocinio, la tranquilidad y el dinamismo. Gracias a la rutina y a su ruptura, di un gran paso en la escritura de mi tesis doctoral sobre y desde “los nadies”.

Los Nadies de Eduardo Galeano

Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los nadies con salir de pobres,
que algún mágico día llueva de pronto la buena suerte,
que llueva a cántaros la buena suerte;
pero la buena suerte no llueve ayer, ni hoy, ni mañana, ni nunca,
ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte,
por mucho que los nadies la llamen y aunque les pique la mano izquierda,
o se levanten con el pie derecho, o empiecen el año cambiando de escoba.
Los nadies:
los hijos de nadie, los dueños de nada.
Los nadies:
los ningunos, los ninguneados, corriendo la liebre, muriendo la
vida, jodidos, rejodidos.
Que no son, aunque sean.
Que no hablan idiomas, sino dialectos.
Que no profesan religiones, sino supersticiones.
Que no hacen arte, sino artesanía.
Que no practican cultura, sino folklore.
Que no son seres humanos, sino recursos humanos.
Que no tienen cara, sino brazos.
Que no tienen nombre, sino número.
Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica roja de la prensa local.
Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata.
Desalojo por empresa de caña de azúcar en la comunidad Miralvalle.jpeg
Foto6 SaraMingorria.jpg
Semana de encuentros Polochic 071.jpg
4.2CaracolProduciones.JPG


Los nadies es mi tesis son mujeres, hombres, niñas, niños Maya-Q’eqchi’ de Guatemala que cada día resisten por vivir, como ellos creen que hay que vivir la vida. Resisten en contra de los monocultivos de caña de azúcar y de palma de aceite que impiden sembrar alimento, que contamina las aguas, el aire y la tierra; contra la minería de niquel, que destroza sus montañas y asesina a quién se oponga… y que luchan a favor del territorio y de un medio ambiente para todas aquellos seres vivos que sepan valorarlo. Luchan sembrando cada día, porque para estas gentes “la siembra es la lucha y el motivo para seguir luchando”.
Durante mi estancia en la autoresidencia quise leer y reflexionar con otras personas residentes sobre qué es el miedo, el miedo social, un tema que sola no lo hubiese querido abarcar en esta tesis. A través de dos documentales en los que participé, compartí parte de mi investigación previa. Al mismo tiempo, me sirvieron para entablar un diálogo y conocer las opiniones y percepciones de otras personas ajenas a estos conflictos territoriales.
Para más información: https://valledelpolochic.wordpress.com/